Carta de la Asamblea Joven a la Asamblea de Misión

Carta de la Asamblea Joven a la Asamblea de Misión de la Provincia Compostela (septiembre 2018).

Querido/a Marista de Champagnat:

Una representación de jóvenes de Compostela nos hemos reunido en Valladolid del 14 al 16 de septiembre para tener la primera Asamblea Joven de Compostela. Nos sentimos agradecidos por el ambiente de familia, confianza y vitalidad del que hemos podido disfrutar a lo largo de estos días. Por ello, nos gustaría compartir contigo aquello que más ha resonado en nosotros a lo largo del fin de semana.

Una de las reflexiones que surgen en nosotros es la importancia de abrir el movimiento a los jóvenes que desconocen la realidad marista, compartiendo con ellos nuestra identidad y estilo marista de presencia entre los jóvenes, para llegar a otros y permitir que se impregnen de nuestra identidad y espiritualidad, que tanta vida y fuerza nos transmite.

Sentimos que a veces nos cuesta, y os cuesta, dar un matiz cristiano explícito en los momentos de amanecer y relectura de las actividades, razón por la cual, creemos que es importante afianzar, cuidar y mantenerlo desde las edades más tempranas, para que los futuros jóvenes de Compostela comiencen a vivir con naturalidad, desde niños, el sentirse Hijos Amados de Dios.
A nivel de MarCha, tomamos consciencia de que los jóvenes queremos implicarnos más en la preparación de actividades provinciales o zonales con otros jóvenes de nuestra edad y, también, dando posibilidad a otros adolescentes y jóvenes a los que acompañamos de asumir responsabilidades y confiar en ellos, potenciando su compromiso desde la cercanía y el acompañamiento.
Sentimos como la sociedad y el mundo van cambiando y creemos que todos, vosotros y nosotros, debemos implicarnos en temas de conciencia social y experiencias de voluntariado, de forma gradual. En MarCha ya estamos trabajando en ello, pero es necesario que todos vayamos en una misma línea.

“Nada de lo humano me puede ser ajeno”. Como ciudadanos comprometidos, queremos potenciar las capacidades de alteridad y buen ciudadano y abordar temas de actualidad social, justicia, compromiso social, ecología, igualdad....

Los jóvenes son y serán un motor importante de transformación social. Sentimos la necesidad de concretar nuestro compromiso social en acciones, asumiendo su continuidad, pues nuestro estilo de vida cristiano y marista debe tener implicaciones en nuestra vida cotidiana. Pero necesitamos que se asegure una experiencia continuada de voluntariado desde las personas que acompañan jóvenes de 16 años en adelante.
Vemos que las personas que acompañamos a adolescentes y jóvenes debemos seguir formándonos y profundizando en nuestra identidad cristiana para ser los primeros referentes de esta para otros jóvenes.
Deseamos poder encontrarnos con hermanos y laicos Maristas para seguir profundizando en el carisma Marista, conocer a personas apasionadas y con vocación, que nos hacen cuestionarnos y despertar, hacer clics. Encontrarnos con personas de distintas edades, sobre todo cercanas a nosotros, nos ayuda a despertar nuestra vocación y a entender que lo importante no es lo que hacemos sino desde donde, hacia y para quién vivimos. Tener espacios donde ir conociéndonos más y experiencias que nos permitan cuestionarnos y descubrir cómo y con qué vibra nuestro corazón.

Sabemos que muchas de estas cosas dependen de nuestra respuesta, de nuestro compromiso y de nuestra vitalidad, pero deseamos que nos acompañéis, que seáis referencia para nosotros y que experimentemos la familia marista en Compostela, mientras damos pasos en el descubrimiento de nuestra identidad de laicos maristas en el presente y en el futuro.

Categoría: